SEGUIDORES

lunes, 18 de octubre de 2010

F O S F O R I T O





Con motivo del festejo, en el mes de Setiembre el día del Teatro Nacional, también se sumó, el teatro callejero y en esta ocasión quiero destacar a un ídolo de la representación. Un señor que tuve el gusto de conocerle allá por los años 70, dónde teníamos pláticas muy breves pero muy interesantes, cuando gozaba de mi restaurante en la Ciudad Vieja , mas exactamente entre las calles Sarandí y Misiones.-

Hoy se beneficia de un lugar en el Museo del Carnaval, sobre la Rambla 25 de Agosto de 1825 y la calle Maciel; allí están expuestos, cantidad de fotos, pinturas y objetos utilizados por éste entrañable personaje.-

Hay hombres que nacieron para ser patrimonio del pueblo, personajes que dada su popularidad merecen ser eminentes, tanto por su carisma como por su presencia están incorporados al folklore de la ciudad.
Venia siempre como de atrás del sol, iluminando con su sonrisa “chaplinesca”, exhibiendo su catálogo de disfraces, que el mismo bosquejaba en un papel, para que “su sastre” de cabecera Don Gabriel Mutto se los hiciera “a la medida”.

JUAN ANTONIO REZZANO FERRIM. Nació en la calle Valle (Ciudad Vieja) Montevideo-Uruguay, en el año 1914 Tenia siete años cuando se presentó a un concurso de baile en el tablado “La jaula del loro” en la esquina de su barrio: Isla de Flores (hoy Carlos Gardel) y Paraguay, ahí bailando con los pies, las manos y de cabeza ganó el primer premio. “El Langosta” (como lo llamaban entonces), a la vez que descubría que había nacido para hacer reír a la gente, inicia su caminata de “artista” callejero.

Funda una rutina actoral, teniendo por primer escenario el Mercado del Puerto (Templo añoso convocador de una sociedad heterogénea, cautiva, rumorosa) y en medio del barullo y al son de sus castañuelas “de huesos” oficiaba de músico excéntrico. Después en la calle, bailaba acompañándose al ritmo de sus castañuelas, alternando con su acto de mimo ambulante recorría la noche de la ciudad trepado en los tranvías, vendiendo diarios (al grito). Así durante años, que le dejaron como anécdota espiritual, un soplo de inspiración poética, para componer un tango que tituló “LÁGRIMAS DE UN CANILLITA”.

En su primera mutación del adolescente al hombre estrena su alegoría “Chaplinesca” recibiendo a los niños que concurrían los domingos de mañana a las funciones de Cine-Baby en el Cine Metro.

De ahí nació su relación con la vida, partiendo desde el niño, rozando religiones e ideologías, tristezas y alegrías en el suceder cotidiano de la ciudad, era su público testigo de su caricaturesca popularidad, su repertorio de morisquetas, de personaje irrepetible. Como cuando llegaba primero a cada ciudad del interior de la república con La vuelta ciclista del Uruguay,

Pionero de hitos que marcaron su itinerario histriónico, recordaba en uno de sus reportajes, cuando Carlos Gardel, en una de sus vueltas por Montevideo allá por 1933, visitando el Mercado del Puerto, acodado al histórico estaño de Roldós, le pide sonriendo a Fosforito que toque las castañuelas, el Fósforo agradeció, mandándose un concierto de mi flor, que “El Mago” premió cantándole (a capela) unos versos del tango “GORRIONES” que a los testigos presentes conmovió cuando los dos se abrazaron, llenando el ámbito de risas, lagrimas y aplausos.

En la década del 60, es invitado por “El Gallego” Sola (popular promotor de Show internacionales), lo lleva al balneario internacional Punta Del Este, contratándolo para que cumpla su rutina publicitaria, caminando por la Avenida Gorlero vestido de “Chaplin” anunciando su cartelera de espectáculos. De ahí en adelante siguió haciendo sus temporadas de verano en “La Punta”, pero en carnaval actuaba en los tablados de Montevideo en la categoría de dúo-cómico: Fosforito, integrado por el Fósforo y su hijo Sergio Rezzano. Después vendrían sus presentaciones en el programa pionero de la TV. Uruguaya “Telecataplúm”, trouppe uruguaya con la que recorrió los teatros de Comedias-Musicales de Montevideo y Buenos Aires, después como humorista actuó en Show en TV. de Chile, Paraguay, Brasil.

Provocaba el asombro del público cuando en los bailes de carnaval en el Parque Hotel, era invitado por los maestros Juan D’Arienzo a hacer ritmo con sus huesos o cucharas, acompañándolos en la milonga “la puñalada” y a Racciatti en “la cumparsita”,provocando el emocionado aplauso de los bailarines, que se paraban (frente al escenario), para escucharlos.

Fue proclamado figura del carnaval y homenajeado por conjuntos carnavalescos, unos imitándolo y otros exaltando su triunfal trayectoria, antes y después de haber obtenido el cetro monárquico de ser elegido por la Comisión Municipal de Fiestas: “Marques De Las Cabriolas” encabezando el primer desfile de nuestra fiesta más popular: el Carnaval del Uruguay.

Fosforito: Carismático personaje incorporado al folklore de nuestra ciudad
iluminándonos con su sonrisa “chaplinesca”, exhibiendo su catálogo de
disfraces y luciendo sus títulos de artistas callejeros y publicista ambulante
e independiente, falleció en 1990 a los 80 años.-

P.D.: el texto, fue seleccionado en parte del museo del carnaval




14 comentarios:

Claudia dijo...

Excelentisima entrada y reconocimiento.
Saludos Thony y buena semana.

Cantares dijo...

Precioso tu homenaje.
Hay gente que deja huella.Besos

Sandra dijo...

Hola Thony
Qué bueno Fosforito, personaje tan entrañable, tenga su espacio en un museo para que todos puedan conocer su historia.
Un beso grande,
Sandra

Maria dijo...

Hola Thony
Muchas gracias por hacernos conocer esta maravillosa persona y por recordarlo con tanto cariño.
Las personas que nos hacen reir, son inolvidables.
Besos y muy buena semana!

Janita dijo...

Hola Thony.
Hermosa entrada!
Muy buen homenaje a "Fosforito", ese personaje que ha alegrado las calles de tu tierra.
Me he gustado mucho.
Un abrazo.
Janita

gloria dijo...

Hola Thony, hoy paso a saludarte.
Muy interesante la historia de Fosforito y toda su trayectoria, me haces recordar tambien a una persona de aca de mi pais," Jovita".
No era una artista como tu personaje, pero es muy recordada especialmente en la feria de cali, no falta en cada desfile y ya tiene hasta su propia estatua, super inmensa en el norte de mi ciudad.
Te cuento asi por encimita quien era.
Una dama de la alta sociedad, de una buena estatura y muy elegante, pero al parecer malos negocios de su familia los llevaron a la quiebra, dicen que ella no supero esto, y se enloquecio.
Yo la alcance a conocer porque andaba todos lo barrios de mi ciudad a pie, su elegancia nunca la dejo y todo lo que se colocaba era regalado, se distinguia mucho porque andaba con sus tacones y bolso en mano,collares y adornos en la cabeza.
Todo un personaje.
Bueno mi señor, no le quito mas tiempo. le dejo un saludo.

Poetiza dijo...

Thony, un bello homenaje a Fosforito, fue un placer leerlo. Besos, cuidate mucho amigo.

Yesi dijo...

Hola Thony:

Excelente entrada y muy buen homenage amigo.
Hacia tiempo que no sabía de ti y me alegra que te hayas asomado por mi espacio.

Besos en el Viento Thony y un fuerte abrazo.

♥Yesi♥

angeles alarcon dijo...

Gracias Thony
De la parte de Ilusión y de Arte,que me toca...por tus comentarios y por tu enlace a nuestro blog...¡
Como dice Maria,las personas que nos hacen reir son inolvidables en nuestras vidas y añado las que nos demuestran su cariño...¡
Hay personas que pasan por la vida,como Fosforito que sin pretender,brillan y son reconocidas por la gente de a pie...bueno es recordarlas...¡
Saludos,Ángeles.

La Gata Coqueta dijo...

Hoy he cortado para ti
las petunias más bellas
que mis pupilas han visto,
para que su aroma
sea un bálsamo
de paz para el espíritu

En este fin de semana
colmado de buenos deseos
para que su descanso
sea un referente más,
para el resto de los días
seguir esperando su llegada...

Con un hasta pronto
se despide...
María del Carmen

Sonia Gluten Free dijo...

Hola Thony que gusto tu blog.
Bellisimo homenaje.
Este sabado voy con mi nieta al teatro, procuramos ir todos los meses.
besitos con cariño
sonia -España

silvia dijo...

Thony ,que ilusión y que lindas palabras me dedicas en mi blog...gracias.
La entrada ,un precioso homenaje a gente que deja huella y para mi interesante por que no conocia a este personaje tan entrañable.

Un beso muy muy grande y buen finde.

Ricardo Miñana dijo...

Hermosa la dedicatoria a un personaje entrañable.
un placer pasar a leerte.
que disfrutes el fin de semana.
un abrazo.

martesytrece dijo...

Estos son los "pequeños-grandes" hombres que hacen GRANDE el TEATRO.

Esté donde esté Fosforito, seguro que agradece con una sonrisa tu homenaje.

Un abrazo, amigo.