SEGUIDORES

jueves, 28 de mayo de 2009

COLONIA DEL SACRAMENTO



Este verano, he visitado un departamento ( provincia) de Uruguay, cuyo nombre es Colonia del Sacramento. La última vez que lo visité fué hace treinta años, pero en ésta ocasión, he encontrado una ciudad única por excelencia.-

Proclamada por la UNESCO, patrimonio cultural de la humanidad en el año 1995, fué fundada en 1680 por un maestro de campo Dn. Manuel Lobo; por su origen portugués, Colonia del Sacramento ha mantenido en su área original, características muy diferentes.-

Al llegar nos recibe su enorme puerta con el puente elavadizo, apoyada en los restos amurallados que circumbalan el casco histórico; en sus adentros, se abren de un lado y del otro pequeñas callejuelas que se cruzan entre sí, dando un efecto dominó para converger en la plaza principal con su pequeña catedral. A medida que nuestros pasos se dirigen sin rumbo, observamos un verdadero bricolage, con los colores grises de esas casas de piedra, con sus verjas verdes, los marrones musgosos de las eternas tejas, los azules y blancos de sus mosaicos y el color violacio de las ¨santa rita¨que cuales enredaderas trepan por los muros de las edificaciones, dejando ver a enormes faroles de color ambar, confudiéndose con los rayos del amarillo sol y el celeste cielo.-

Gente vestida con trajes de la época, reciben al turista, con su gracia y cordialidad; los museos son la vedette, allí se encierra la historia del pueblo; luego tiendas se souveniers con los más diversos presentes típicos; cantidad de restaurantes van abriendo sus puertas a todo aquel que quiera deleitarse con exquisitos manjares, tanto tradicionales, como mediterráneos. Sin darnos cuenta, nos encontramos con una rambla única, para presenciar de un soberbio atardecer, teniendo al Río de la Plata como protagonista y disfrutar de un espejismo de la ciudad de Buenos Aires cómo emerge de las bronceadas aguas.-


Al caer la noche, todo se ilumina, los faroles de color ámbar van alumbrando esas esquinas y entradas, dónde algún duende cobra vida y nos hace sentir los acordes mezclados de la música tanguera, jazz, flamenco, salsa y también los acordes de lonjas de tambores que hacen que la sangre se estremezca y el cuerpo comienza a tener ritmo.-


El aire se embriaga con los olores de comidas variadas y el murmullo de idiomas, define el apogeo de un gran turismo. Ya avanzada la noche y luego de presenciar un buen show internacional, nada mejor que la compañía de una agradable pareja, tomarse de la mano, dirigirse al encantado muelle y deleitarse con sus enormes embarcaciones allí, amarradas; darse un beso muy apasionado dónde la brisa roza suavemente la cara y mirando a la luna plateada, sintiéndose celosa por no poder estar más cerca.-

2 comentarios:

azul dijo...

Debe ser un lugar precioso por lo que cuentas...la verdad es que hay lugares maravillosos ...y sobretodo para estar con una buena pareja y disfrutar del paisaje

Un saludo

Las recetas de Abunany dijo...

Es un lugar hermoso y para mi mágico !!!

Tenemos lugares muy hermosos!!

Los cuentos y recuerdos recojidos en este blog estan muy bonitos .

Un beso , cuidate .
Nancy