SEGUIDORES

viernes, 14 de noviembre de 2008

DE AGUILA A GAVIOTA




De motivaciones, esperanzas, sueños y metas: todas son casi alcanzables, solo está el afán de proponérselo, recorriendo distintos caminos, llenos de obstáculos y titubeos, que aveces se unen para fracasar los emprendimientos.-

Existen también, mensajes de aliento, forjando ilusiones, renace la fé y se puede llegar al bienestar anhelado. Casi todos, logramos esa aspiración social en mayor o menor medida, reflejando la meta alcanzada, saboreando el triúnfo para entregar a nuestro alrededor, las espigas de la abundancia, cosechadas con el trabajo incesante del tiempo. Compartir los granos con los seres queridos, con los amigos, disfrutar del círculo, con el suave placer que nos brinda la vida.-

Todo se ve, es un mundo ideal, sin riesgos, sin alteraciones... pero...no en vano, están las tormentas, esa formación brusca que altera el ritmo agradable, ellas arrasan todo lo que encuentran a su paso sin importarle el sacrificio, dejando secuelas amargas; azotando sin lástima las ilusiones logradas.-

La madre naturaleza, es muy sabia y nos golpea donde mas nos duele, nos hace volver a nuestros inicios provocando la fisura del núcleo; los amigos, se dan media vuelta para mostrarnos sus espaldas; los consejos ya no están, las esperanzas se desvanecen y los paraguas de la indiferencia, se abren para auyentar las ayudas y no dejar ver mas allá de su sombra, dejándote a la deriva; castigándote sin escrúpulos, no teniendo en cuenta que una vez fuiste águila y poco a poco, casi sin pensarlo te lleva a convivir con las gaviotas.-






GENTE DEL MUNDO...HASTA LA PROXIMA ENTREGA...MUCHAS GRACIAS!!!

3 comentarios:

Nerim dijo...

Si, estoy de acuerdo, todo se puede alcanzar. Todo depende de lo que se luche por conseguir bien sea un sueño, una ilusión o alcanzar una meta. Claro que hay que ser valiente y quizas ahí es donde fallemos la mayoría. A veces, cuando hago examen de conciencia y me digo a mi misma, tienes que luchar por conseguir tal o cual sueño, me detengo un momento y pienso si el conseguir lo que ansio me va a hacer más feliz o mas desgraciada y es cuando muero en el intento, cierro los ojos y doy marcha atrás saboreando que así como estoy ya estoy bien.

Esta es la segunda entrada que escribes en minusculas y con acentos, a mi me gusta más así.

Un fuerte abrazo

Nerim dijo...

Leí esta noticia hace poco y vi las fotos del perrito. Realmente una historia encantadora.

¡Oh no! Has vuelto a escribir en mayusculas?

Un fuerte abrazo

thony caro dijo...

NERIM
Muy profundo tu concepto y extraordinariamente real, claro que a veces tenemos ese miedo a lo desconocido, pero siempre es bueno intentarlo, pues así sabrás con lo que te encuentras, claro puede no gustarte, pero los desafíos son buenos.-
Más vale 30 años de León y no 100 años de cordero.-
AHHH... viste que, te estoy haciendo caso con la letra minúscula.-
Gracias NERIM te mando un gran abrazo.-